Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más

PUBLICACIONES DEL DIA

Visitas

>POR FAVOR REGISTRE SU BANDERA DE VISITA – PLEASE REGISTER YOUR FLAG - BITTE BESUCHEN - SIE IHREN Flagregister - يرجى زيارة مسجل الأعلام الخاص بك - 請訪問寄存器你的旗幟 - XIN THĂM GHI DANH CỜ CỦA BẠN - 당신의 FLAG를 등록하시기 바랍니다 - VISITATE REGISTRA IL TUO FLAG - S'IL VOUS PLAÎT VISITEZ INSCRIRE VOTRE DRAPEAU - Зареєструйте своє FLAG ВІЗИТУ - Моля, регистрирайте вашия флаг НА ПОСЕЩЕНИЕТО - PER FAVOR REGISTRE SEU BANDERA DE VISITA - Zaregistrujte se svou vlajku návštěvy - Registrer dit FLAG BESØG - Registrirajte svoje zastave obiska - Cofrestrwch eich FLAG YR YMWELIAD - Registre seu BANDEIRA DE VISITA - Παρακαλούμε να δηλώσετε τη ΣΗΜΑΙΑ της επίσκεψης σας - יש לבצע רישום הדגל שלכם ביקור - Regisztráld FLAG látogatás - SILAHKAN DAFTAR BENDERA ANDA KUNJUNGI - VISITのごFLAGを登録してください - Please register vestri vexillum - SILA DAFTAR BENDERA ANDA MELAWAT - Registreer uw VLAG VAN BEZOEK - Vennligst registrer din FLAG BESØKETS - Proszę się zarejestrować flagę wizyty - Vă rugăm să INREGISTRATI steagul VIZITEI - Зарегистрируйте свое FLAG ВИЗИТА - Vänligen registrera din FLAGGA VISIT – กรุณาลงทะเบียนธงของคุณของการเยี่ยมชม - Mangga daptar Bandéra anjeun nganjang - ZİYARET SİZİN BAYRAK KAYIT LÜTFEN - Sicela ubhalise MAKA KWAKHO VISIT - طفا ثبت نام کنید پرچم خود را از این سایت بازدید - Registrirajte svoju zastavu posjeta - कृपया रजिस्टर आपकी यात्रा का झंडा - TABHAIR CLÁRAIGH DO BRATACH FHANACHTA - CLÁRAIGH DO BRATACH CUAIRT - Та нарын айлчлалаас туг Бүртгүүлэх –

DONACIONES

B&P desde Guayana Venezuela, es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad
¡Gracias por tu ayuda! Contacto con el editor: bpdesdeguayanavzla@gmail.com

SIGUEME EN FACEBOOK

11 de mayo de 2017

CUANDO JAPON CONQUISTO ALASKA (TERRITORIO USA)



El 15 de agosto de 1943, 35.000 soldados aliados desembarcaron en las costas de Kiska, una pequeña isla parte de Alaska perteneciente al archipiélago de las Aleutianas cuya importancia estratégica era relativa debido a su inaccesibilidad. Apenas un año antes, había sido invadida por los japoneses, y a pesar de la dilación de los americanos en reclamar este territorio de 35 kilómetros de largo por 10 de ancho, tenían una buena razón para mandar a miles de hombres a Kiska: era la primera vez que un ejército extranjero ocupaba territorio estadounidense desde que Pancho Villa se enfrentó a la caballería estadounidense en Columbus (Nuevo México). Sin embargo, no estaban preparados para lo que allí se encontrarían.



Volvamos a un año antes, al 7 de junio de 1942. Japón, a pesar del éxito de su ofensiva en Pearl Harbour en diciembre del año anterior, sabía que tenía todas las de perder a medida que el tiempo pasase y EEUU mejorase su poder militar, imposible de igualar para los japoneses. La guerra de desgaste, pues, no era una opción, así que debían tomar la iniciativa. Ello pasaba por invadir el atolón de Midway, donde los estadounidenses tenían una importante base militar.

Está a miles de kilómetros de la civilización, en ella se experimentan condiciones climatológicas extremas y gran parte de su territorio está ocupado por un volcán.

Muchos historiadores han interpretado la invasión de la isla de Kiska como una maniobra de distracción ante el verdadero objetivo japonés, Midway. Al fin y al cabo, no tenía apenas valor militar para Japón, y tampoco se puede decir que fuese un destino paradisíaco: está a miles de kilómetros de la civilización, en ella se experimentan condiciones climatológicas realmente extremas y gran parte de su territorio está ocupado por un volcán. Sin embargo, Japón sabía que los estadounidenses no ignorarían la invasión de su territorio, por pequeño que este fuese (¿recuerdan la isla de Perejil?). 

Una piedra en mitad del mar

Un nuevo libro ha devuelto la batalla entre japoneses y aliados a la actualidad. Se trata de 'Kiska: the Japanese Occupation of an Alaska Island' (University of Alaska Press) un libro basado en las fotografías que el autor, Brendan Coyle, ha realizado durante un viaje de 51 días a la isla estadounidense, y en el que abundan las instantáneas de barcos semihundidos, máscaras de gas y cañones abandonados, como puede verse en un reportaje publicado en 'Slate'.

Son los restos del año que los japoneses pasaron en la isla sin apenas perturbaciones, si exceptuamos el bombardeo que se produjo apenas dos semanas después de su llegada a Kiska, y en el que perdieron miles de soldados. Su conquista del atolón, además, había sido sencilla: apenas se encontraron en ella 10 americanos, que trabajaban en una estación metorológica. Mataron a dos de ellos y los otros ocho fueron enviados a Japón como prisioneros de guerra. Más habitantes tenía la isla hermana de Attu, y correrían peor suerte que sus vecinos, ya que muchos murieron después de ser evacuados.

¿A qué se dedicaron los japoneses durante todo ese año? Tampoco se puede decir que estuviesen ociosos. Cavaron túneles, plantaron jardines y construyeron búnkers para las ametralladoras con los que defenderse de un más que probable ataque americano, que parecía retrasarse indefinidamente. Sin embargo, a mediados del verano de 1943, la brigada Greenlight Force estaba lista para desembarcar en la isla. Eran más que suficientes –exactamente, 34.426– y sabían qué hacer con el enemigo. Lo que no tenían tan claro era qué hacer consigo mismos.
Guerrillas en la niebla

Aquel día, como era habitual en Kiska, la isla estaba bañada por una densísima niebla que ocultaba la costa. Muchos de los soldados dispararon a lo que se movía. Otros cayeron en las trampas que, estratégicamente, los japoneses habían colocado. Sin embargo, había algo que no encajaba: la resistencia no era tal, y nadie estaba respondiendo a sus disparos. ¿Se trataba, quizá, de una estrategia para atraer a los ejércitos hacia posiciones más altas? Tardarían dos días en descubrir que los japoneses habían evacuado la isla. Por lo tanto, ¿a quién estaban disparando? A pesar de que en la Batalla Olvidada, como se la conoce, sólo hubo un ejército, ello no impidió que 313 soldados estadounidenses y canadienses perdiesen la vida. Algunos de ellos por fuego amigo: canadienses matando a americanos y americanos matando a canadienses. Otros, por las trampas que habían dejado los japoneses. El frío extremo también hizo estragos entre las filas aliadas.

La Batalla Olvidada es una de las escaramuzas más peculiares de la segunda guerra mundial, la última librada entre dos naciones en territorio americano

¿Cómo habían conseguido miles de japoneses escapar sin dejar rastro? Para empezar se trata de un caso excepcional en la historia de la segunda guerra mundial, puesto que en la mayor parte de casos, como en Iwo Jima, los soldados recibieron la orden de aguantar hasta la muerte. Por una vez, los invasores de Kiska pudieron salvar la vida aprovechándose de la niebla que rodeaba las islas desde hacía semanas. Eso sí, esperaron pacientemete hasta que las circunstancias meteorológicas se lo permitieron y los Aliados sólo podían localizarlos con radar.

No se puede dudar de la eficiencia de los japoneses, que en menos de una hora consiguieron evacuar la isla, además, dejando todo preparado para la visita del enemigo. La Batalla Olvidada es una de las escaramuzas más peculiares de la segunda guerra mundial, la última batalla librada entre dos naciones en territorio estadounidense, pero también la demostración de que hasta en circunstancias extremas lo más extraño puede ocurrir.

No hay comentarios:

Post Relacionados

PUBLICACONES (POST)

GuayanaViVo

Venezuela_Indigena

La Mano de DIOS con la mano del Hombre; Guayana

GUAYANA_UBICACION

Guayana_Industrial

ULTIMAS PUBLICACIONES DEL DIA