Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más

PUBLICACIONES DEL DIA

Visitas

>POR FAVOR REGISTRE SU BANDERA DE VISITA – PLEASE REGISTER YOUR FLAG - BITTE BESUCHEN - SIE IHREN Flagregister - يرجى زيارة مسجل الأعلام الخاص بك - 請訪問寄存器你的旗幟 - XIN THĂM GHI DANH CỜ CỦA BẠN - 당신의 FLAG를 등록하시기 바랍니다 - VISITATE REGISTRA IL TUO FLAG - S'IL VOUS PLAÎT VISITEZ INSCRIRE VOTRE DRAPEAU - Зареєструйте своє FLAG ВІЗИТУ - Моля, регистрирайте вашия флаг НА ПОСЕЩЕНИЕТО - PER FAVOR REGISTRE SEU BANDERA DE VISITA - Zaregistrujte se svou vlajku návštěvy - Registrer dit FLAG BESØG - Registrirajte svoje zastave obiska - Cofrestrwch eich FLAG YR YMWELIAD - Registre seu BANDEIRA DE VISITA - Παρακαλούμε να δηλώσετε τη ΣΗΜΑΙΑ της επίσκεψης σας - יש לבצע רישום הדגל שלכם ביקור - Regisztráld FLAG látogatás - SILAHKAN DAFTAR BENDERA ANDA KUNJUNGI - VISITのごFLAGを登録してください - Please register vestri vexillum - SILA DAFTAR BENDERA ANDA MELAWAT - Registreer uw VLAG VAN BEZOEK - Vennligst registrer din FLAG BESØKETS - Proszę się zarejestrować flagę wizyty - Vă rugăm să INREGISTRATI steagul VIZITEI - Зарегистрируйте свое FLAG ВИЗИТА - Vänligen registrera din FLAGGA VISIT – กรุณาลงทะเบียนธงของคุณของการเยี่ยมชม - Mangga daptar Bandéra anjeun nganjang - ZİYARET SİZİN BAYRAK KAYIT LÜTFEN - Sicela ubhalise MAKA KWAKHO VISIT - طفا ثبت نام کنید پرچم خود را از این سایت بازدید - Registrirajte svoju zastavu posjeta - कृपया रजिस्टर आपकी यात्रा का झंडा - TABHAIR CLÁRAIGH DO BRATACH FHANACHTA - CLÁRAIGH DO BRATACH CUAIRT - Та нарын айлчлалаас туг Бүртгүүлэх –

DONACIONES

B&P desde Guayana Venezuela, es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad
¡Gracias por tu ayuda! Contacto con el editor: bpdesdeguayanavzla@gmail.com

SIGUEME EN FACEBOOK

19 de octubre de 2016

Conozca la Historia de..."Sexo, pasión y muerte en Miraflores I"

 Autor:
Abraham Quintero

Esa foto oscura que vemos nos muestra a la Catedral de Caracas antes de que se efectuaran los trabajos de "modernización" de Gustavo Wallis en los años 30. Se aprecian los pisos escaqueados de mármol blanco y negro, columnas muy gruesas, lámparas de cristal y la techumbre mudéjar de madera de cedro. La imagen, foto muy conocida, es todo un documento y representa un momento en los funerales por el eterno descanso del General Juan Crisóstomo (Juancho) Gómez, Primer Vicepresidente de los Estados Unidos de Venezuela y Gobernador del Distrito Federal. Don Juancho, o Juanchito para los íntimos, era hermano del General Juan Vicente (El Bagre) Gómez, asesinado a puñaladas en el Palacio de Miraflores, donde vivía con su hermana Regina, sin pareja conocida. No dejó descendencia.


El 30 de junio de este año se cumplienon 90 años de este asesinato que mezcla el sexo, la política y mil pasiones bajas. Hay cierto prurito al tocar el tema porque no sólo está involucrada la horda cháchara, sino tal vez porque salpica también a algunas familias "bien" (o más bien con buena ubicación social). Lo menciono porque cuando le conté la historia a mi amigo Juan José Obando, éste quedó impresionado por la trama que parece salida de guiones de Hollywood: amores despechados, aspiraciones políticas, odios inveterados, suicidios de damiselas, cárceles, torturas, muertes y desapariciones.

Al amigo Juan José dedico este artículo, a ver si se anima y elucubra algo sobre el tema. También a Jesús, el librero, a su esposa Penélope y a Naiffer que mostraron interés cuando les conté el caso y desean conocer un poco más.

Cuando uno lee con detenimiento la historia y la literatura de Venezuela, este caso surge aquí y allá, siempre cubierto por un aura de misterio. Por ejemplo, la bien ambientada novelaRocanegras -aquí- (Ediciones B, Caracas, 2007) de Fedosy Santaella, se desarrolla en esos días, siendo la pieza clave Vito Modestro Franklin, Duque de Rocanegras y Príncipe de Austrasia, la última persona con quien se vio en público en Vicepresidente en el Teatro Olimpia (para ver el blog del Duque que mantiene Fedosy, ingresar por aquí). También Arturo Uslar Pietri, en Oficio de Difuntos (aquí) -con las debidas licencias literarias-, dedica un capítulo a este hecho.... Pero la realidad supera a la ficción.

Seguiremos la narración que hace Domingo Alberto Rangel (de feliz memoria), en su obra Gómez, el amo del poder(Vadell Hermanos, Valencia, 1975 -ha sido reeditado recientemente por Editorial Libros Marcados), y completaremos con otros textos. El caso lo merece y, como el cuento es largo, lo haré en varias entregas.

Primero presentaremos a la víctima y a los parientes que lo acompañaban en la lucha dinástica en palabras del Dr. Rangel, pero antes debemos ubicarnos en el tiempo. Los hechos comienzan a desarrollarse un par de años antes, en 1921,durante una grave enfermedad de Juan Vicente Gómez, a raíz de la cual surgen las aspiraciones sucesorales de dos ramas de la familia "reinante". Por un lado la vieja guardia familiar integrada por los hermanos y primos del tirano, y por el otro "los muchachos", cuya cabeza era José Vicente Gómez Bello (Vicentico, para los íntimos), hijo de Dionisia Bello, Segundo Vicepresidente de la República e Inspector del Ejército. El problema dinástico ocupará casi toda la década de los 20, desde la enfermedad del Bagre, hasta la caída en desgracia de Vicentico, presionado por los apetitos políticos de su mujer, Josefina Revenga Sosa. Veamos:

Juancho (Juan Crisóstomo Gómez 1860-1923) es un hombre inofensivo. Segundón acostumbrado a obedecer a sus hermano mayor y a temer al primo Eustoquio, su personalidad cobra dimensiones ambientales. Entre los Gómez, Juancho hace lo que el clan decida. Pero no es un sujeto absolutamente despojado de ambiciones. El mando que ejerce en Caracas desde 1914, lo ha habituado a aspirar. La ciudad es frívola y como Juan Vicente no reside en ella es al gobernador a quien se le deparan los halagos, las adulaciones y las complacencias. La sociedad tradicional de Caracas, con recuerdos de la Independencia hacinados en el baúl de la familia, abre para Juancho sus puertas y descorre sus amabilidades. Juancho es el hombre para los banquetes y los agasajos. Él si se sienta a la mesa de los linajes más opulentos de la ciudad. Boulton, Blohm, Llamozas, Tovar, apellidos que dominan desde la época de Bolívar o han incorporados sus fortunas al caudal de los años posteriores, rodean con sus finuras a este hijo del Táchira, un poco más maleable que el híspido Juan Vicente acantonado en esa caliente aldea que es Maracay...
(...) La personalidad de Juancho resuelve en Caracas sus ambivalencias. Tenía el hermano de Juan Vicente una homosexualidad que necesitaba, habiendo nacido en medio campesino, de las compensaciones que proporcionan los valores viriles. La familia en que nació y las tareas y exigencias de aquel mundo de La Mulera le impusieron el cultivo del machismo (...) era un contexto social y personal que contrarrestaba la tendencia a la homosexualidad empotrándola en la pared forzosa del culto a la virilidad. Juancho tuvo que recargar su personalidad de una aspereza agresiva porque sólo así sobrevivía en las condiciones de su medio y de su gente.Pues bien, Juancho descubrió su yo más íntimo, salió del closet, y se soltó el moño en Caracas; un poco viejo para la gracia, creo, porque ya sobrepasaba la cincuentena cuando fue nombrado Gobernador del Distrito Federal y 60 cuando lo asesinaron ...pero no se convirtió en loca peluquera:

(...) La Caracas de las tentaciones y de las ambigüedades fue derribando la pared. Y el homosexual pudo aparecer en él sin estorbar al bronco machetero. En sujetos de tendencias contenidas hacia la homosexualidad, los rasgos viriles no se extinguen ni aun cuando la condición más íntima brota a la superficie. (...) Juancho desató su pasión por los varones en la Caracas donde más de un muchacho podía complacer a quien siendo Gobernador y símbolo del Poder en la ciudad ofrecía jugosa compensación. Quien satisfacía la pasión oculta de don Juancho, suministrándole sagaletones bien escogidos, era Isaías Barrientos, ecónomo de Miraflores, residencia del Gobernador.

Ahora debemos recordar un nuevo nombre clave. El capitán Isaías Barrientos es uno de los protagonistas de la noche fatal. Era gay, sí, pero marica de pelo en pecho, a mucha honra. Su reciedumbre la demostró en su hora menguada. Ya llegaremos a él.

 Otro personaje importante en esta trama. Se trata de Eustoquio Gómez (1868-1935), personaje temible por su ferocidad.; primo del Benemérito Juan Vicente y de Juancho. Nos dice Domingo Alberto:

Eustoquio es mirado por Juan Vicente con fascinación y miedo al mismo tiempo. Desde La Mulera admiraba la valentía y audacia del primo. Pero recelaba su afán de independencia dentro del clan. En Gómez mediaba hacia el pariente una mezcla de atracción y repulsa que colocaba las relaciones en un lado ambiguo. (...)
Ahora Eustoquio tiene una satrapía personal exclusiva en el Estado Táchira. Desde 1914 es el Presidente de ese Estado. Gómez lo envía a la región natal precisamente impulsado por la admiración y el temor. (...) Se requiere un hombre implacable como es Eustoquio. Pero el primo podría crearse un feudo propio allí, cimentado en la autoridad absolutista. Nadie sabe a dónde llegará Eustoquio cuando la "ventolera" de las ambiciones gane su cabeza. Entre el temor y la necesidad Juan Vicente Gómez opta por la última...Atropellos sin par cometió esta fiera en San Cristóbal, de las que no se libró ni Gonzalo Gómez, hijo del Bagre. Según el Dr. Rangel:

(...) Quince mil tachirenses abandonan su suelo nativo, echados por los genízaros que derriban puertas, apresan, arrasan sementeras y sepultan en las mazmorras a los sospechosos. El Táchira queda limpio de enemigos en aquel genocidio. El terror paraliza los ánimos. Nadie puede moverse porque el puño de plomo de Eustoquio caerá sobre el desdichado hasta estampillarlo en el suelo. La arbitrariedad viene como salsa sobre el reinado genocida...
Pero aquella arbitrariedad de feudo conquistado pone en Eustoquio los afanes de una autonomía peligrosa. Como en el Táchira no hay voluntad que discrepe de la suya, ni poder que lo desafíe, ni peligro que lo circunde, el primo cultiva la pasión del albaceazgo sin restricciones....

Se preguntarán qué tiene que ver esta fiera con Juancho, que era un personaje sociable e inofensivo. Volvamos a la enfermedad de Juan Vicente en 1921 y terminemos el capítulo de hoy:
  
La crisis de la enfermedad de Juan Vicente coloca a Estoquio al lado de Juancho. Ni de vaina, anuncia Eustoquio por el telégrafo en mensaje dirigido a Juancho, con los muchachos no sabemos qué ocurrirá. Lo mejor es andar sobre seguro. Si el general muere vos lo remplazás y yo desde aquí te apoyo.Como el Alcántara te respalda en Caracas y vos tenés gente en la plaza de Maracay nadie nos puede latir en la cueva. ¿Entendés Juancho? Y seguro de la lealtad momentánea del primo que ladra desde su cueva del Táchira, Juan C. Gómez, hermano del dictador, mira con serenidad el desarrollo del mal que cierra la uretra de Juan Vicente Gómez. En 1922, cuando la Constitución que había fabricado Victorino Márquez Bustillos(1858-1941) Presidente de las EE UU de Venezuela entre 1914 y 1922 para adornar la dictadura aconseja designar dos Vice-presidentes, el primero será Juancho. Eustoquio es quien induce a Juan Vicente a darle esa opción al hermano. Su hijo José Vicente será Segundo Vice-Presidente en el período 1922-1929, como dicen los ilusos que hablan de constitucionalidad en aquellos tiempos.Pues bien, a pesar de sus apetencias de poder, Eustoquio prefería a Juanchito sentado en la silla presidencial, que ver a "los muchachos" mandando. Tal vez le convenía un presidente dócil y con debilidades como Juachito ¿Quién sabe? Cosas curiosas del destino: durante el gobierno de Cipriano Castro, en 1907, Eustoquio mató a Luis Mata Illas, margariteño, Gobernador del Distrito Federal en un lugar nocturno de Caracas. Su primo Juancho fue asesinado siendo Primer Vicepresidente de la República y Gobernador del DF, y él mismo fue asesinado en la Gobernación el 21 de diciembre de 1935, en medio de los desórdenes que surgieron a la muerte Juan Vicente en 17 del mismo mes y año.

CONTINUARÁ: Ver Capitulo II




"El General Gómez, visiblemente afectado, presencia en el Cementerio General del Sur los funerales de su hermano Juancho, acompañado de sus hijos José Vicente, Gonzalo y Florencio Gómez. Lo rodean además, Tomás Bueno, Caracciolo Parra Picón, Francisco Baptista Galindo, Enrique Urdaneta Maya, Efraín Gómez, Antonio Martínez Machado, Antonio Pimentel, Adolfo Bueno, Anito Gutiérrez, Pérez Luna, un señor de apellido Pérez y el cura, como solía identificar Gómez a este último". (Luis Cordero Velásquez. Gómez y las fuerzas vivas

Post Relacionados

PUBLICACONES (POST)

GuayanaViVo

Venezuela_Indigena

La Mano de DIOS con la mano del Hombre; Guayana

GUAYANA_UBICACION

Guayana_Industrial

ULTIMAS PUBLICACIONES DEL DIA